Harold encuentra una escotilla secreta en su jardín – Rompe en llanto al ver quién vive allí

Un hombre, mientras estaba plantando unas hermosas flores en su jardín, hizo un gran descubrimiento, se encontró con una trampilla secreta que había en el suelo.

Cuando la abrió se hizo famoso en todo el mundo.

Harold y su trampilla

Harold es un hombre de 80 años de edad que no iba a creer lo que vio cuando abrió la trampilla que estaba en su jardín. Él se la había encontrado por casualidad cuando este estaba trabajando en él, para agregarle flores.

Él nunca había visto la trampilla, porque que sintió una gran curiosidad al ver que estaba allí. Harold y su esposa había vivido en el campo durante mucho tiempo, era una casa que estaba alejada de todo. A los dos le gustaba la paz y la naturaleza y esperaban poder disfrutar juntos su vejez allí.

Cuando sus hijos decidieron irse de casa, ellos compraron la antigua granja para convertirla en una casa. Cuando Marianne de 78 años de edad, la esposa de Harold, llegó a casa un día después de haber realizado una larga caminata, comenzó a actuar de manera extraña.

Harold le preguntó con quién estaba y ella lo ignoro como si no hubiese pasado nada raro, ella solo había dado un largo paseo. Pero cuando Harold le volvió a hacer la pregunta, de donde ella había estado, ella se negó a seguir dándole respuesta.

El comportamiento de Marianne pasó de enfado a algo peor, ya que siguió saliendo de la casa sin decirle nada a su esposo a donde iba. Y cuando ella regresaba, no quería hablar. Harold poco a poco comenzó a preocuparse cada vez más.

Cuando Marianne no volvió a casa para cenar, Harold decidió esperarla en la sala, quería saber de una vez por toda, qué hacia ella cuando desaparecía. Estaba nervioso y esperó a su esposa. Sonó el timbre y le pareció raro, ya que Marianne tiene llave.

Era la policía, no estaban solos, detrás de ellos, se encontraba Marianne, la cual parecía molesta, como si la policía hubiese estropeado sus importantes planes. El policía le dijo “Señor ¿Esta es su esposa?”

Harold dijo que si y le pidió a los agentes que entraran. Cuando los agentes estaban adentro, estos le explicaron lo sucedido, dijeron que habían encontrado a Marianne en un estado de confusión, intentado robar comida en un supermercado y se enfadaba cuando alguien le decía algo.

Harold escuchó esto y comenzó a preocuparse cada vez más por la salud mental que tenía su esposa. Él la llevo a un médico y la diagnosticaron como demencia. Harold no la quiso dejar en una residencia, sino que se hizo cargo el mismo de ella.

Pero un día cuando Harold despertó, su esposa había desaparecido, él estaba muy asustado y buscó a su esposa por todas partes, pero no pudo encontrarla. La policía también hizo una investigación sobre la desaparición de ella y después de varios años de su búsqueda, no encontraron ningún resultado.

Era como si se la hubiese tragado la tierra, hasta que Harold encontró un día una extraña trampilla en su jardín. Usó todas sus fuerzas y tiró del pestillo y pudo entrar en la trampilla, miró asombrado el espacio que ocultaba.

Parecía un bunker de guerra, sin embargo, abajo se encontraba totalmente amueblado, con mucho cuidado bajó. Fue entonces cuando vio a su esposa, que había desaparecido años atrás, estaba leyendo tranquilamente un libro en una mecedora.

Cuando ella vio a su esposo, se sorprendió y rápidamente cerró la trampilla y se puso un dedo delante de su boca para decirle a Harold que tenía que estar callado, ya que podían oirlos.  Harold le pidió explicación y ella le dijo “Estamos en guerra”.

Parecía que la mente de Marianne había retrocedido a los tiempos de la guerra y por eso se refugiaba bajo tierra. Harold no sabía cómo convencer a su esposa que ya la guerra había acabado hace mucho tiempo y que tenía que volver a la casa.

Con mucho dolor, internó a su esposa en una residencia de ancianos que se especializan en el cuidado de personas que padecen de demencia. Como la pareja había estado separada mucho tiempo, Harold decidió mudarse con ella y fue algo bueno para ambos, ya que la pareja logró acostumbrarse a su nueva vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.